Generalmente cuando nos enfermamos tomamos dos actitudes: Esperamos que mejoren los síntomas sin tomar nada o Saltamos rápidamente a una farmacia a comprar medicamentos sin consultar a un médico.

Sin embargo, en nuestro país la mayoría de farmacias hace uso inadecuado de los antibióticos, agravando el problema de resistencia bacteriana en la población.

A continuación te damos 8 datos que te harán huir de los antibióticos:

Dato 1

En Guatemala un estudio reciente publicado en BMC Pharmacology and Toxicology (27 de abril 2016), tomó en cuenta las respuestas de 418 personas que acudieron a dos farmacias: una ubicada en la ciudad de San Cristóbal, con habitantes de alto ingreso monetario y estudios de secundaria; la otra, ubicada en el Centro Histórico, rodeada de personas con bajos ingresos y educación secundaria incompleta. Los resultados del estudio arrojaron porcentajes de automedicación con antibióticos similarmente altos en ambas farmacias: 79% en la ubicada en los suburbios, y 77% en la zona centro, a pesar de las diferencias en ingreso y educación. El antibiótico más solicitado fue amoxicilina.

“La automedicación en este estudio representa una pequeña parte de lo que está pasando en el resto de Guatemala y el mundo. Es necesario seguir el tema e ir conociendo mejor nuestro contexto para detener el abuso de antibióticos", advierte a la revista SciDev.Net, la coautora Brooke M. Ramay.

Dato 2

Los antibióticos solo tratan infecciones bacterianas, las enfermedades virales no pueden ser tratadas con antibióticos. Las resistencias a los antibióticos ocurren cuando las bacterias cambian y se vuelven resistentes a los antibióticos que se usan para tratar estas mismas infecciones. En consecuencia, los tratamientos habituales se vuelven ineficaces y las infecciones persisten y estas podrían volverse incontrolables.

Dato 3

Se debe aprender a diferenciar infecciones virales, como los resfriados, la mayoría de los dolores de garganta y bronquitis, y algunas infecciones de oído con una infección causada por bacterias que requiera uso de antibióticos. De lo contrario consultar a un profesional o utilizar medicamentos alternos y que no requieran prescripción médica.

Dato 4

El uso inadecuado y el sobre uso de los antibióticos es la mayor causa de resistencia. A ello contribuyen el uso excesivo, el uso insuficiente y el uso inapropiado. Para darles el uso correcto es necesaria la intervención de un profesional para explicarle a la población la dosis, el tiempo necesario, los posibles efectos secundarios y las contraindicaciones del medicamento.

Dato 5

Otra de las claves en la resistencia a antimicrobianos es que las personas no concluyen el tratamiento completo indicado por un profesional de salud. La mayoría de pacientes suelen tomar el medicamento hasta sentir mejora sustancial, sin embargo, es uno de los mayores peligros ya que la resistencia es un fenómeno evolutivo natural. Cuando los microorganismos se exponen a un antimicrobiano, los más sensibles mueren, quedando solo los resistentes, que a su vez pueden transmitir esa resistencia a su descendencia, creando infecciones más fuertes y difíciles de tratar.

Dato 6

De la granja a la mesa: en la ganadería y piscicultura, se utilizan dosis subterapéuticas de antibióticos para fomentar el crecimiento o prevenir enfermedades en los animales, y ello puede llevar a la aparición de microorganismos resistentes que se transmiten al ser humano que consume carne.

Dato 7

El mal control de infecciones en hospitales, clínicas y sanatorios: Los pacientes hospitalizados son uno de los principales reservorios de bacterias resistentes y los pacientes portadores de estas pueden ser una gran fuente de infección para otros. El fenómeno es muy preocupante porque las infecciones por microorganismos resistentes pueden causar la muerte del paciente, transmitirse a otras personas y generar grandes costos tanto para los pacientes como para la sociedad.

Dato 8

Los medicamentos de mala calidad o como comúnmente mal llamados “genéricos”, y las prescripciones erróneas hacen que los pacientes queden expuestos a concentraciones sub óptimas de antimicrobianos, creándose así las condiciones para la aparición de la fármaco resistencia.

Así que, si es de esas personas que prefieren comprar antibióticos antes de consultar a un médico profesional, recuerde todas las desventajas y los riegos que corre al tomar medicamentos no prescritos, sin mencionar los gastos que podría producirle más adelante comprando medicamentos adicionales más caros o requiriendo de una atención hospitalaria especializada.

Encuentra y consulta a más de 90 doctores especialistas en findoctor.com antes de automedicarte.

Artículo escrito por:
Valeria Molina
Estudiante de medicina.