DOLOR DE ESPALDA

El peso de tu bebé, puede ser la causa de esta incomodidad.

Recomendaciones:
• Descansa boca arriba con las rodillas apoyadas sobre almohada;
• Cuando permanezcas sentada, coloca los pies a la misma altura de las caderas.
• Siéntate en el suelo con las piernas abiertas a los lados y los hombros y espalda rectos.
• Pide que te den un masaje.

SEÑALES DE ALARMA

Si presentas alguno de los signos o síntomas que enumeramos a continuación acude inmediatamente a consulta:
• Salida de líquido por la vagina.
• Dolor de cabeza intenso que no desaparece o que te hace vomitar.
• Ausencia de movimientos fetales durante 24 horas.
• Hinchazón repentina de tobillos, dedos o rostro.

PARTO

Al cumplirse el octavo mes de embarazo, deberás haber suspendido ya el trabajo y moderado tus actividades sociales y domésticas. Quizá te encuentres aburrida o quizá veas encantada la oportunidad de descansar del trabajo y de las idas y venidas y te sientas llena de energía para arreglar todo. Este es momento de verificar si todo está listo para recibir al nuevo huésped; la habitación, la ropa, la maleta y
también para prepararte para el nacimiento.

Pero, ¿cómo saber que el momento tan esperado ha llegado? Una o dos semanas antes de iniciarse el PARTO, podrá producirse señales de aviso:
• La cabeza del bebé se encaja en la cavidad pélvica y puedes sentir que el tamaño del abdomen disminuye o baja
• Deseos frecuentes de orinar.
• Aumento de contracciones uterinas no dolorosas.
• Aumento de secreción vaginal o bien expulsión por la vagina de moco gelatinoso teñido con rasgos de sangre.
• Contracciones uterinas, cortas, irregulares y no muy dolorosas.
• la contracción uterina se percibe como una oleada de malestar a través del abdomen que alcanza un punto máximo y luego disminuye; simultáneamente se percibe el endurecimiento y la tensión del músculo uterino, que se mantiene en su punto de máxima intensidad durante unos pocos segundos antes de que el músculo se relaje.
Las molestias producidas por las contracciones son diferentes en cada mujer, pero al comienzo del parto pueden semejarse a los cólicos menstruales y a veces se manifiestan como un leve dolor en la espalda.
Tómales el tiempo a estas contracciones durante una hora; cuando presentes una contracción cada 10 minutos y que dure aproximadamente entre 25 a 30 segundos, el momento tan esperado ha llegado: es hora de acudir al consultorio de tu médico o directamente al hospital.

Toma las cosas con tranquilidad, el bebé aún tardará algunas horas más en nacer. Al inicio de estas molestias es conveniente que no comas alimentos pesados. Puedes tomar alimentos azucarados.
Posteriormente las contracciones se regularizarán y una vez en el hospital, se te podrá aplicar analgesia especial para el resto del trabajo de parto. Se mantendrá en vigilancia el avance que tenga el mismo y las condiciones del bebé, con un aparato especial que le indique a tu médico la frecuencia cardiaca de tu hijo y por ende su bienestar y tu tranquilidad. En la última etapa, empujarás al bebé a través del canal de parto y terminará con el feliz nacimiento de tu hijo.

MALETA PARA El HOSPITAL

• Dos o tres camisones abiertos hacia adelanta para facilitar la lactancia, preferentemente de algodón que son menos calurosos.
• Sostenes de maternidad con protectores al frente.
• Pantuflas.
• Toallas sanitarias.
• Ropa interior.
• Objetos de arreglo personal y de higiene. medias gruesas.
• Ropa holgada para salir del hospital.
• Juegos completos de ropa para el bebé.

• 1 paquete de pañales desechables tamaño "Recién Nacido".
• 1 mamila de cristal de 4 onzas.
• 2 cobertores.
• 1 porta bebé, bambineto o moisés para salir del hospital.

LA HABITACIÓN DEL BEBÉ

Si tienes suficiente espacio, puedes destinar una habitación independiente para el bebé, pero esto no es absolutamente necesario. Durante las primeras semanas después del parto, el bebé probablemente permanecerá junto a ti en tu habitación. Pero más adelante, es ideal contar con una habitación diseñada y equipada especialmente para las actividades habituales del bebé (comida, baño, cambio de pañales y ropa, juegos, etc.). Un interruptor que disminuya la intensidad de la luz es buena idea para cuando te levantes por la noche a alimentar al bebé.

ROPA Y ACCESORIOS

Durante el embarazo, es conveniente que vayas haciendo una buena dotación de pañales desechables (aprovechando ofertas) tamaño "Recién Nacido, ya que en promedio se ocupan de 7 8 pañales diarios.
Es probable también que durante el embarazo y las visitas que te hagan al hospital familiares y amigos, te regalen algo de ropa para el bebé, pero sería conveniente tener en cuenta que debes contar con una buena cantidad de los siguiente que es lo que comúnmente usa más un bebé recién nacido:
• Camisetas de algodón
• Calcetas de algodón.
• Sábanas de algodón
• Cobertores.
• Toallas nuevas y suaves.
• Toallitas húmedas con glicerina.
• Algodón, merthiolate, gatas estériles (para la curación del ombligo del recién nacido).
•Jabón neutro, esponja, , aceite para bebé, crema(todo esto de alguna marca que sea especial para la
piel sensible del recién nacido de preferencia sin colorantes ni olores para no provocarle alergias).
• Tijeras de punta roma o bien corta uñas especiales para bebé
• Bañera o tina de plástico.
• Pañalera
• Cuna, moisés o bambineto.

LLEGAMOS A LOS ULTIMOS 3 NMESES DE EMBARAZO

En este momento tu bebé mide aproximadamente 35 cm. y pesa 900 gramos., está envuelto en una bolsa de grasa blanca que lo protege contra contusiones, cuando se mueve o se da la vuelta. En esta etapa es probable que algunas de las molestias descritas en la hoja de SEGUNDO TRIMESTRE se hagan manifiestas o de mayor intensidad. A continuación, te daremos algunas recomendaciones más, útiles en
este TERCER TRIMESTRE de tu embarazo:

EDEMA, HINCHAZON DE PIES Y MANOS

Es probable que el calzado te quede ajustado o que sientas al despertar, rigidez en los dedos. Un poco de
hinchazón es normal en este periodo del embarazo.
Recomendaciones:
• Evita permanecer de pie.
• Descansa con los pies en alto por lo menos una vez al día.
• Evita los alimentos muy salados.
• Vigila tu peso. Si la hinchazón es considerable, acude a consulta.

MALESTAR PÉLVICO

La cabeza del bebé cuando empieza a encajarse, comprime los nervios de la cavidad pélvica, causando
dolor en las inglés y muslos, sensación de agujas que descienden de la vagina a los pies.
Recomendaciones:
• Procura descansar y evitar actividad física intensa.

CANSANCIO

En las últimas semanas de embarazo te sentirás con mayor necesidad de descanso y sueño.
Recomendaciones:
• Reposa o duerme siempre que sea posible.
• acuéstate temprano.
• Si trabajas, solicita tu incapacidad.

INCOMODIDAD DEN LA CAMA

El tamaño de tu bebé, puede causarte en esta etapa del embarazo, incomodidad en la cama, como asfixia, demasiado calor, etc.
Recomendaciones:
Trata de recostarte sobre dos o tres almohadas.
• Si no puedes descansar sobre un costado, reclínate utilizan todas las almohadas que necesites, colocándolas debajo de las rodillas para que éstas permanezcan dobladas.